La cuota de autónomos en 2022: ¿cuánto (y por qué) se paga?

Sí, lo sabemos. Pagar la cuota de autónomos el último día de cada mes es todo un engorro. Trabajas y trabajas y trabajas (y trabajas😣) para ganar un dinero que no es nada fácil acumular. Para que luego, dirán algunos, en la cuenta bancaria aparezca un cobro. De dos cifras. O de tres. 

¿Por qué? Por trabajar como freelance. Y no solo eso, sino que, aún por encima, la cuota de autónomos en 2022 ha subido todavía más.📈

Pero este argumento tan repetido —el de que pagamos por trabajar— solo es cierto a medias. Porque las cosas no son exactamente así. Cuando realizamos nuestro pago a la Seguridad Social no estamos soltando dinero únicamente por trabajar. Pagamos por algo más. Por qué cosas exactamente lo estás haciendo, cuánto tendrás que abonar dependiendo de tu caso particular y cuándo lo tienes que hacer es algo que trataremos en este artículo sobre la cuota de autónomos en España.

Spoiler: la cuota mínima de autónomos en 2022 es de 294 euros, que es la que paga la mayoría. Pero el tema es mucho más complejo. Hay tarifas planas, bases de cotización y derechos. Vayamos viendo cada aspecto concreto paso a paso.

  1. Qué es la cuota de autónomos
  2. Qué se cubre con el pago de la cuota de autónomos
  3. ¿Cómo se calcula la cuota de autónomos?
  4. ¿Cuánto paga un trabajador autónomo a la Seguridad Social en 2022?
  5. Casos especiales en el pago de la cuota de autónomos
  6. ¿Cuándo se produce el cobro de la cuota de autónomos?
  7. ¿Se puede cambiar durante el año cuánto se paga de autónomo?
  8. La cuota para autónomos societarios
  9. La cuota de autónomos por ingresos reales en 2023

Qué es la cuota de autónomos

La cuota de autónomos es una de las obligaciones que conlleva el darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, el RETA. Inscribirse en el RETA es un paso obligatorio para cualquier persona que trabaje por cuenta propia. Es muy fácil: si cobras por tu labor como profesional independiente y no estás dado de alta en el RETA, estarás cometiendo una ilegalidad. (Y las ilegalidades, ya se sabe, cuestan dinero 💰)

Cuando se trabaja por cuenta ajena (ay, qué bonito es ser empleado para algunas cosas, ¿cierto?), nuestra cotización a la Seguridad Social parte de nuestro salario bruto. Es decir, lo que llega a nuestra cuenta bancaria es el salario neto, que es igual al salario bruto sin las cuantías correspondientes a nuestra cotización y otros dispendios. Pero cuando ejercemos de autónomos, nosotros mismos tenemos que pagar nuestra cotización a la Seguridad Social. Ese es el pago que se conoce como cuota de autónomos.

En cualquier caso, como ya decíamos, el pago de la cuota de autónomos a la Seguridad Social no es una pérdida de dinero. Con él se accede a ciertos derechos. Los enumeramos en el siguiente punto.

Qué se cubre con el pago de la cuota de autónomos

Nuestro pago mensual por estar dados de alta en el RETA nos cubrirá ante cinco tipos de casos o problemáticas: en casos de enfermedad común, de enfermedad o accidente laboral, de cese de actividad, de jubilación, y, también, para financiar nuestra formación.

Veamos ejemplos de cada caso y cuánto se destina de nuestra base de cotización a cada una de estas contingencias.

  • Contingencia común: vayamos con un ejemplo fácil y sencillo de esta casuística. Imagínate que trabajas de electricista y te has contagiado de Covid-19 en una fiesta familiar. ¿Te impediría el virus ir a trabajar? Sin duda. ¿Es una enfermedad relacionada con el trabajo? En principio, no (por mucho que aguantar a tu cuñado👨 sea un trabajo extenuante). Pues a cubrir este tipo de contingencias se destina el 28,3% de tu base de cotización.
  • Contingencia laboral: sigamos con el ejemplo de la electricista o el electricista. Resulta que, colocando unas lámparas, te has caído y te has torcido un tobillo. Para la cobertura frente a este tipo de percances laborales se recauda un 1,3% de tu base de cotización.
  • Cese de actividad: imaginemos que, de repente, ocurre como en Waterworld —sí, esa, la película de Kevin Costner que echaban tanto en la tele y era un poco, o bastante, o muy bodrio— y el mundo sufre un apocalipsis. La tierra se inunda y volvemos a la edad de piedra. Bueno, pues ahí, tú, como electricista autónomo, puedes llamar a la Seguridad Social y reclamar tu dinero por cese de actividad. ¿Qué pintas tú como electricista en un mundo donde la energía eléctrica ya no existe? Y sí, sin duda; puede que sea complicado encontrar un teléfono que funcione en Waterworld para ponerte en contacto con la Seguridad Social, pero merece la pena intentarlo. Para ello has estado pagando un 0,9% de tu base de cotización hasta que llegó el susodicho apocalipsis.
  • Formación profesional: o, dicho de otro modo, para estudiar. Un 0,1% de la base de cotización.
  • Jubilación: nada que añadir. Puede que en Waterworld el sistema de pensiones se haya ido al garete, pero aquí, en nuestra idílica realidad, donde Kevin Costner solo es un actor medio defenestrado y no el salvador del mundo libre, la jubilación todavía funciona.

Está muy bien hablar de porcentajes y de bases de cotización, ¿pero cuánto hay que pagar exactamente por la cuota de autónomos?

¿Cómo se calcula la cuota de autónomos?

Nuestra cuota de autónomos se calculará según nuestra base de cotización. Dependiendo de la situación, un trabajador por cuenta propia puede pagar como cuota de autónomos en 2022 desde 294 euros (sí, esa misma, la que pagamos tú y yo), hasta un máximo de 1,266,66 euros (has acertado, la que nunca pagaremos tú y yo). 

El hecho de pagar una u otra depende, exclusivamente, de la base de cotización que hayamos escogido.

Y es que como trabajadores autónomos tenemos la capacidad total de decisión sobre nuestra base de cotización. ¿Qué es la base de cotización? Pues, por definición, sería la remuneración total de un trabajador; es decir, su salario bruto. Pero puesto que esto no es fácil de calcular en el caso de los autónomos, lo que se utilizan son ciertos niveles preestablecidos.

En 2022, la base de cotización mínima que puede escoger un trabajador autónomo es de 960,60 euros. La máxima, de 4.139,4 euros. Dentro de ambos límites, cada uno tiene libertad para escoger por cuánto quiere cotizar. A cuanto más se cotice —especialmente en los últimos años de trabajo, como veremos más adelante—, mejor pensión de jubilación. Pero, también, un mayor pago en la cuota de autónomos mensual.

Así pues, las cuotas de autónomos en 2022 se calculan con el 30,6% —el total de la suma de las diversas contingencias que enumeramos en el punto anterior— de la base de cotización.

¿Cuánto paga un trabajador autónomo a la Seguridad Social en 2022?

Pero veamos las cantidades exactas, que será lo que más os importe a la gran mayoría de los que estáis leyendo este artículo. 

Cuota mínima

Puesto que, en 2022, la base de cotización mínima que podemos escoger como trabajadores por cuenta propia es de 960,60 euros, el cálculo es fácil: nuestro pago mensual a la Seguridad Social sería el 30,6% de dicha cantidad. O, puesto en números, 294 euros por la cuota mínima de autónomos.

Cuota máxima

Vayamos con el caso opuesto: el de la cuota máxima. Para averiguarla, tenemos que calcular el 30,6% de la base de cotización máxima, que en 2022 se sitúa en 4.139,40 euros. Así pues, la cuota máxima de autónomos es de 1266,66 euros.

Oye, que si estás pagando tal cantidad de dinero es que te va muuuy pero que muy bien. Enhorabuena (de verdad), que en este mundillo eso es todo un logro.

Casos especiales en el pago de la cuota de autónomos

Fuera de los casos más, digamos, normales, también podemos encontrarnos con casos especiales. Tarifas planas, bonificaciones, etc. Aquí te comentamos los dos más habituales.

Tarifas planas en 2022

Las tarifas planas en el pago a la Seguridad Social ha sido un instrumento que, a muchos de nosotros nos han servido para comenzar una carrera como profesionales por cuenta propia.

Y es que, al final, comenzar de cero y pagar una cuota de casi 300 euros al mes sería una carga demasiado pesada para la mayoría. Las tarifas planas en el pago de la cuota de autónomos se crearon con el objetivo de evitar ese muro imposible de escalar.

Veamos los requisitos que, en cada caso, se necesitan para poder acceder a una tarifa plana.

  • Tarifa plana general en 2022: los trabajadores por cuenta propia que se den de alta en 2022 en la Seguridad Social tendrán una tarifa reducida durante sus primeros tres años. La cuota a pagar con la tarifa plana general será de 60 euros durante los primeros doce meses, 143,10 durante los siguientes seis, y 200,30 euros durante el último año y medio. Entre los requisitos principales para poder acceder a ello están las siguientes:
    • Darse de alta por primera vez como autónomo
    • No haber estado de alta en los 3 últimos años
    • No haber estado de alta en los 2 últimos, siempre y cuando no se haya disfrutado de la bonificación nunca.
    • Además, no se podrá recibir la bonificación si uno se encuentra en situación de autónomo colaborador (el régimen especial para los familiares contratados por un trabajador por cuenta propia).
  • Tarifa plana para nuevos autónomos de municipios con menos de 5000 habitantes en 2022: Un caso de cotización especial dentro de la propia tarifa plana es la de la tarifa plana para nuevos autónomos en municipios con menos de 500 habitantes. Un enunciado muy largo, pero que tiene sentido: el objetivo de esta medida, que suaviza todavía más los pagos a la Seguridad Social, es promover el trabajo por cuenta propia en las localidades más pequeñas. La diferencia con la anterior es que la tarifa de 60 euros abarca los primeros 24 meses. Solo los últimos 12 meses los beneficiarios de este programa pagarán los 200,30 euros de tarifa bonificada. Sus requisitos son los siguientes:
    • Que el beneficiario esté empadronado en un municipio de menos de 5000 habitantes.
    • Que ejerza su actividad en el municipio o región en la que se ha empadronado. (O sea que no, no sirve que, si vives en pleno Eixample de Barcelona, te registres como trabajador por cuenta propia en Pauls de Flamisell, en Lleida, por ejemplo.)
    • Darse de alta en la administración de dicho municipio, o en la más cercana (la oficina de Hacienda más cercana a Pauls de Flamisell es Tremp, o eso creo 🙃).
  • Tarifa plana para personas con discapacidad, víctimas de violencia de género o víctimas de terrorismo: en este caso, la tarifa plana de 60 euros también se extiende durante los primeros 24 meses, pero en el último año solo se pagaría 143,10 euros.

Bonificaciones para trabajadores con discapacidad

Más allá de la tarifa plana, los trabajadores con discapacidades podrán aplicarse una bonificación del 50% hasta el mes 60 por contingencias comunes. Ahí se incluye la incapacidad temporal, durante 48 meses por un periodo máximo de 5 años.

Bonificaciones para autónomos de Ceuta y Melilla

Otros trabajadores por cuenta propia que pueden disfrutar de un sistema de bonificaciones especial son los residentes en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Al menos, todos aquellos que ejerzan actividades de los sectores del comercio, la hostelería, el turismo y la industria.

Estos tendrán derecho a una bonificación del 50% de la base de cotización por contingencias comunes por un tiempo indefinido.

Cuota reducida para autónomos pluriempleados

Otro caso especial dentro del régimen de trabajadores autónomos es el de los pluriempleados. En este sentido, la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización de 2013 y sus posteriores modificaciones introdujeron cambios profundos.

Por ejemplo, dicha regulación introdujo una bonificación del 50% para nuevos autónomos en pluriactividad siempre que causen alta inicial como autónomos. Además, aquellos que hayan cotizado en 2020, respecto de contingencias comunes y en régimen de pluriactividad por una cuantía igual o superior a 12.215,41 euros, tendrán derecho a ciertas devoluciones.

Exención para autónomos mayores de 65 años

El enésimo caso con condiciones especiales es el de los trabajadores autónomos que sean:

  1. mayores de 65 años y acrediten 38 años y seis meses de cotización, o; 
  2. mayores 67 años y acrediten 37 años de cotización. 

En cualquiera de ambas casuísticas, los trabajadores en cuestión quedan exentos de cotizar a la Seguridad Social, salvo por incapacidad temporal y por contingencias profesionales.

Y sí, hay gente que llegada la edad de jubilación, prefiere seguir trabajando. Algunos porque necesitan el dinero, obvio. Pero otros porque, simplemente, necesitan trabajar o se morirían ( cosas de boomers).

Cuota de autónomos para mayores de 47 años

Vayamos con el último punto: el de los autónomos que aumentan su base de cotización al cumplir los 48 años, con el objetivo de cotizar más y, de esta forma, incrementar su pensión de jubilación.

Este punto, sus posibilidades y varias opciones vienen perfectamente explicadas en la página de la Seguridad Social.

¿Cuándo se produce el cobro de la cuota de autónomos?

Quizás, esta es la pregunta más fácil de resolver de todo el artículo. La cuota de autónomos se cobra el último día laborable de cada mes 📆. Simple y sencillo.

¿Qué ocurre si el día 28 de febrero cae a domingo? Pues que la cuota será cobrada de tu cuenta bancaria el viernes 26.

¿Se puede cambiar durante el año cuánto se paga de autónomo?

La base de cotización de la que depende cuánto pagamos cada año a la Seguridad Social se puede cambiar hasta cuatro veces al año.

Sin embargo, ¡mucho ojo!, porque los cambios no son inmediatos. Las modificaciones en la base de cotización solo entran en vigor durante cuatro días marcados al año: el 1 de enero, el 1 de abril, el 1 de julio y el 1 de octubre. Cualquier cambio que se realice más allá de cualquier de esas fechas, tendrá que esperar a entrar en vigor hasta la siguiente ventana de cambios.

La cuota para autónomos societarios

El de los autónomos societarios también es un caso especial. Y dirás: ¿qué es un autónomo societario? Pues, básicamente, todo aquel trabajador autónomo que ha constituido una sociedad mercantil y/o empresa. Para que se le considere como tal, solo debe cumplir uno de estos tres requisitos:

  • Tener un mínimo del 25% del capital de la sociedad en cuestión, amén de realizar labores de gestión o dirección o gerencia en ella.
  • Tener al menos el 33% de las participaciones de la firma, amén de trabajar en ella.
  • Convivir con uno de los socios que tenga, al menos, un 50% de las participaciones.

La base mínima de cotización del autónomo societario o autónomo con más de 10 trabajadores también se ha modificado durante 2022: ha ascendido hasta los 1214,10 euros. Por lo tanto, la cuota mensual mínima de un autónomo societario en 2022 es de 377,87 euros.

La cuota de autónomos por ingresos reales en 2023

Ya para finalizar, cabe decir que, el pasado 14 de enero de 2022, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, anunció una reforma que llevaba tiempo en espera: la de que los autónomos coticen por sus ingresos reales a partir de 2023. Es una reclamación de hace años por parte de numerosos colectivos de autónomos para poder pagar menos, pero habrá que ver en lo que queda el proyecto.

Sea como sea, por ingresos reales o no, en 2022 o en 2023, en Xolo podrás recibir asesoramiento con tu cuota de autónomos y tu alta en la Seguridad Social como trabajador por cuenta propia. Te esperamos para darte todo el apoyo que necesites 💪.