La declaración de la renta para autónomos de 2021

Guía sobre la declaración de la renta para autónomos de 2021

En cierto modo, la declaración de la renta o IRPF es una forma de igualar las cosas entre los autónomos. ¿Has tenido un muy buen año en tu trabajo, has cobrado una herencia y casi no has tenido gastos en tu actividad? Pues, probablemente, la declaración de la renta como autónomo te salga a pagarle dinero a Hacienda. Sin embargo, si tu caso es el contrario, puede que te lleves una alegría a mediados de año en forma de euros 💶.

Una parte mucho más engorrosa de esta cita anual que es la declaración de la renta, y que nos toca a todos por igual, es el propio proceso en sí. Todo un batiburrillo de modelos, papeles, cálculo de gastos y cálculo de ingresos con el que, si así lo quieres, te podemos echar una mano en Xolo.

Si prefieres hacerlo por tu cuenta (¿por qué?) o si simplemente quieres saber cómo funciona el proceso, nosotros te lo contamos todo de pe a pa en este artículo.

  1. ¿Qué es la declaración de la renta del autónomo?
  2. La declaración de la renta para autónomos: ¿trimestral o anual?
  3. ¿Qué diferencia hay entre la declaración de la renta del autónomo y la del trabajador asalariado?
  4. ¿Es obligatoria la declaración de la renta para todos los autónomos?
  5. ¿Cuándo se presenta la declaración de la renta del autónomo de 2021?
  6. ¿Qué gastos puedes incluir en tu declaración de la renta como autónomo de 2021?
  7. ¿Qué ingresos debo incluir en la declaración de la renta como autónomo de 2021?
  8. ¿Cómo presentar la declaración de la renta si eres autónomo?
    8.1. Presentar la declaración de la renta por tu cuenta
    8.2. Presentar la declaración de la renta con un asesor
    8.3. Presentar la Declaración de la Renta con Xolo
  9. ¿Qué ocurre si la Declaración de la Renta en 2021 te sale a pagar?
  10. ¿Qué ocurre si la Declaración de la Renta en 2021 te sale a devolver?

¿Qué es la declaración de la renta del autónomo?

Definir qué es la declaración de la renta es sencillo. Más, todavía, si tiramos de un ejemplo:

Imaginémonos que Hacienda, la Agencia Tributaria, fuese una sola persona. Sería un hombre de unos 50 años, traje con olor a alcanfor, entradas prominentes y bigote fino. Como este emoji: 👨 (pero sin la sonrisa). Su nombre, Antonio

Pues bien, la declaración de la renta para autónomos es el momento en el que le presentamos a Hacienda (es decir, a Antonio) nuestros gastos e ingresos. Y tirando de calculadora, éste nos dirá si todavía le debemos dinero por el ejercicio del año anterior; o si, por el contrario, nos va a devolver parte de lo que hemos ido pagando en retenciones.

La declaración de la renta para autónomos: ¿trimestral o anual?

En cierto modo, la declaración de la renta para autónomos es un trabajo tanto trimestral como anual. Y es que los trabajadores por cuenta propia solo contamos con una opción: hacer declaraciones trimestrales de nuestros rendimientos.

El trabajo de la Agencia Tributaria es cotejar dichas declaraciones con las de nuestros clientes e ir averiguando cuánto dinero hemos adelantado: ya sea en forma de pagos fraccionados trimestrales, o a través de las retenciones (normalmente del 15%, aunque pueden variar si cuentas con bonificaciones) que los clientes han abonado a Hacienda en nuestro nombre.

Finalmente, una vez al año, saldaremos cuentas con la Agencia Tributaria, ya sea pagando la diferencia o recibiéndola.

Todo este proceso se lleva a cabo mediante varios modelos:

  • Modelos 130 y 131: Los modelos 130 o 131 son los formularios con los que realizamos declaraciones trimestrales de nuestro rendimiento (ingresos menos gastos). Utilizaremos uno u otro dependiendo de en qué régimen estemos dados de alta. Con el modelo 130, que es el que utilicemos la mayoría, abonamos un 20% de dicho rendimiento como adelanto a cuenta de la declaración de la renta.

  • Modelo 115: El 115 es el modelo utilizado para abonar las retenciones en el pago de alquiler por un inmueble en el que desarrollamos la actividad económica.
  • Modelo 111: El modelo 111 sigue la misma lógica que el 115. Con él abonaremos a Hacienda las retenciones en las facturas que nos han sido entregadas por otras sociedades y trabajadores por cuenta propia. Igualmente, será el que utilicen nuestros empleadores o clientes para abonar las nuestras.
  • Modelo 100: El último modelo del año; con el que abonaremos el dinero que le debemos a Hacienda o, si hay suerte, con el que reclamaremos lo que se nos debe. 

Hay, eso sí, un último paso, que es el mismo para todos: cerrar los ojos, meditar, rezar, cruzar los dedos o hacer todo lo que se te ocurra para esperar que todo salga bien y no perdamos dinero 🙏

¿Qué diferencia hay entre la declaración de la renta del autónomo y la del trabajador asalariado?

Básicamente, la principal diferencia que hay entre la declaración de la renta del autónomo y la del trabajador asalariado es que la Agencia Tributaria (dejemos ya el ejemplo; gracias por tus servicios, Antonio 👨) cuenta con muchos menos datos en el caso de los trabajadores por cuenta propia. Y es por ello que el cálculo de la declaración es mucho más complejo.

¿Por qué? Pues, sin ir más lejos, porque Hacienda no cuenta con los datos de los gastos de tu actividad como autónomo, un baremo fundamental para la declaración y que tendrá que ser entregado por ti. Unos datos que, por otra parte, no son relevantes en el caso de los trabajadores por cuenta ajena. 

Incluso, en algunos tipos de trabajadores autónomos —como, por ejemplo, taxistas, dueños de establecimientos de hostelería, u otros tipos de negocios en los que raramente se reclama una factura— la Agencia Tributaria no contará con datos siquiera de los ingresos de la actividad.

Así pues, la pelota queda en el tejado de los autónomos. Si nos organizamos bien con el papeleo y recabamos todos los gastos de nuestra actividad de forma correcta, la declaración de la renta para autónomos puede ser una ventana de oportunidad. Igual que no hacerlo de forma correcta puede suponer una problemática importante.

¿Es obligatoria la declaración de la renta para todos los autónomos?

Pues sí, lo es. Salvo para todos aquellos que ingresen menos de 1000 € anuales, la declaración de la renta es obligatoria para todos los trabajadores por cuenta propia

Eso sí: que los autónomos que ingresen menos de 1000 € no tengan la obligación de hacerla, no quiere decir que no cuenten con esa posibilidad. Si así lo desean, podrán beneficiarse de las deducciones que se aplican en la declaración del IRPF.

¿Cuándo se presenta la declaración de la renta del autónomo de 2021?

Son varias las fechas clave de cara a la declaración de la renta para autónomos de 2021, la correspondiente al pasado ejercicio y que se lleva a cabo en 2022. El calendario es el mismo para todo el Estado español, salvo en para las Haciendas Forales de Euskadi y Nafarroa, que marcan sus propios tiempos. Estas son algunas de esas fechas:

    • 6 de abril de 2022: jornada en la que se pondrá en marcha el proceso, ya que será el primer día en el que será posible presentar por internet las declaraciones de renta y patrimonio del ejercicio de 2021. Como decía el maléfico muñeco de Saw, “que comience el juego” 😈
  • 5 de mayo de 2022: primer día en el que se podrá presentar por teléfono la declaración de 2021.
  • 1 de junio de 2022: se abre el plazo para que los funcionarios de la Agencia Tributaria atiendan en persona a cualquiera que quiera realizar la declaración del IRPF in situ.
  • 27 de junio de 2022: último día para presentar la declaración con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta.
  • 30 de junio de 2022: final de la campaña de la declaración de la renta para autónomos de 2021.
  • 7 de noviembre de 2022: última jornada para el ingreso del segundo plazo si se decidió fraccionar el pago.

¿Qué gastos puedes incluir en tu declaración de la renta como autónomo de 2021?

Llegamos a un punto básico en la carrera de cualquier trabajador por cuenta propia, uno que nos puede hacer ahorrar tanto o más de lo que ganamos con algún que otro cliente: saber qué gastos podemos incluir en la declaración de la renta como autónomo.

En nuestro artículo sobre los gastos deducibles para autónomos ya dimos una definición exacta sobre este concepto: todo aquel dispendio que se resta del ingreso bruto para calcular el beneficio de nuestra actividad.

Visto así, pensarás, suena bastante bien: puedes incluir la Play 5 que te compraste antes del verano, el viaje a Bali a surfear con tus amigas y la entrada para el concierto que Nathy Peluso dio en el Kursaal en octubre (que la verdad es que estuvo bastante guapo).

Pues, lamentablemente, no. Ninguno de esos tres dispendios podría ser deducido en la declaración del IRPF. 

Para saber qué gastos puedes incluir en tu declaración de la renta como autónomo, es fácil. Las condiciones son tres:

  • Deben ser imprescindibles a la hora de ejercer nuestra actividad profesional: o sea que podríamos llegar a discutir tu suscripción a Spotify para escuchar a la Nathy Peluso mientras trabajas —aunque llevarías las de perder—, pero desde luego la entrada para su concierto no entraría en esta categoría.
  • Tienen que estar justificados de forma correcta: lo que significa que estás obligada a guardar el comprobante de dicho estipendio, con su factura, sus datos y toda la información posible especificada de manera clara.
  • Se deben registrar contablemente por parte del autónomo: dicho de otro modo, que debes llevar un registro de tus gastos deducibles.

¿Qué ingresos debo incluir en la declaración de la renta como autónomo de 2021?

Más allá de los obvios —los obtenidos directamente por nuestro trabajo— hay otros ingresos que se deben incluir en la declaración de la renta como autónomo. Estos son algunos de ellos:

  • Otros rendimientos del trabajo personal: entraría aquí cualquier tipo de prestación por desempleo, dietas y asignaciones para gastos de viaje, así como las remuneraciones entregadas por parte de sistemas de previsión social (seguros privados, Seguridad Social, mutualidades, etc).
  • Rendimientos del capital mobiliario: para entendernos de forma sencilla, el capital mobiliario es todo aquel que no es inmobiliario. Por lo tanto, entrarían aquí tanto los rendimientos financieros (*sueña despierto* ese Bitcoin que vendiste el año pasado cuando la criptomoneda alcanzó su precio récord), como todos aquellos procedentes de otros ámbitos (*sueña despierto* el pastizal que te pagó Nike por cederle tus derechos de imagen para su nueva campaña de surf).
  • Rendimientos del capital inmobiliario: fácil y sencillo, ¿no? Si tienes un piso en propiedad y lo alquilas, la cuantía de ese alquiler debe ser incluida en la declaración de la renta.

¿Cómo presentar la declaración de la renta si eres autónomo?

Hay tres formas de presentar la declaración de la renta como autónomo ante la Agencia Tributaria: la vía más costosa, la que es un poco más cómoda y la que, sin duda, es la mejor. Es decir, puedes hacerlo por tu cuenta, a través de una asesoría, o con Xolo.

Presentar la declaración de la renta por tu cuenta

Si eres una persona valiente (pero que muy valiente) y decides aventurarte por tu cuenta para presentar la declaración del IRPF, estos son los pasos a seguir:

  • Lo primero de todo es acceder al programa Renta WEB. Para ello, necesitarás un certificado o clave PIN, un número de referencia, o bien crear una cuenta nueva, bien reabrir la de la declaración del año pasado con tu DNI.
  • Tras esto, accederás a tu borrador de la declaración del IRPF. Ahí deberás revisar todos los datos —recabados a través de la presentación trimestral de tus modelos 130, o mediante los modelos 111 de tus clientes— y comprobar que son correctos.
  • Añadirás luego tus gastos relacionados con la actividad, así como como cualquier ingresos que no estuviera presente.
  • Y, por último, cuando hayas comprobado y recomprobado que todos los datos son correctos, harías click en “Presentar declaración”.

Presentar la declaración de la renta con un asesor

Si quieres ahorrarte todo ese proceso, que te puede costar más de una penuria, otra opción es buscarte un profesional del sector, un asesor financiero o económico que te pueda ayudar con la tramitación de la declaración de la renta como autónomo. 

Seguro que no tendrás ningún problema en encontrar a uno. Es más, el problema puede venir más bien por otro lado: hay tantos, que decidirse por uno en concreto, uno que te aporte la confianza necesaria, puede ser muy costoso si no cuentas con referencias previas de otros compañeros autónomos.

Presentar la Declaración de la Renta con Xolo

Por ello, aquí te presentamos otra opción: la nuestra, la mejor, la inigualable; la de hacer tu declaración de la renta como autónomo de 2021 con Xolo.

Te ofrecemos todo lo que necesitas: una confianza absoluta, dos meses de suscripción gratuita y gestionarte todo (repetimos, todo) el papeleo que conlleva ser autónomo en 2022, no ya sólo la declaración de la renta.

¿Se puede pedir más? Sí, claro, siempre se puede pedir más. ¿Alguien te va a ofrecer más que nosotros? Eso ya no lo tenemos tan claro, la verdad.

¿Qué ocurre si la Declaración de la Renta en 2021 te sale a pagar?

Sea como sea que decidas presentar tu declaración de la renta como autónomo, al final todo desemboca en una cuestión muy sencilla: pagar o no pagar, como hubiera dicho Hamlet 💀.

Vayamos con el peor de los escenarios: el de tener que pagar. ¿Qué debes hacer en este caso? Pues muy sencillo: abonar la cantidad en cuestión en los plazos establecidos. Puedes hacerlo a tocateja, o fraccionar el pago. En el segundo de los casos, el primer desembolso suele ser un 60% de la cantidad estipulada, mientras que el 40% restante se pagaría a final de año, antes del 7 de noviembre.

¿Qué ocurre si la Declaración de la Renta en 2021 te sale a devolver?

Lo primero de todo es comprar unas botellas de Möet Chandon (o de su sucedáneo para autónomos primerizos como nosotros: la sidra El Gaitero) y celebrarlo mientras la descorchamos, a lo Max Verstappen en la F1 🍾.

La Agencia Tributaria tendrá 6 meses para realizar la devolución, por lo que el pago podría llegar en cualquier momento del año 2022. Poco más queda que armarse de paciencia, seguir trabajando y esperar por el día en el que el regalo sorpresa de 2022 aparezca en tu cuenta.

Y, tras eso, a disfrutarlo, que te lo has merecido 💪.